A partir de las tomas y paros de las estudiantes de la Universidad de Chile, y con la demanda de una nueva manera de relacionarse entre hombres y mujeres al interior de los espacios universitarios, un nuevo ciclo debe abrirse para nuestro Instituto donde el respeto a la dignidad  de las personas y el derecho a un trato igualitario deben ser la meta a alcanzar, además de aquellas que se proponen el desarrollo y fortalecimiento académico. 

El desafío es construir colectivamente una nueva cultura institucional donde converjan la ética, el respeto a la diversidad, la democratización de las decisiones y una mayor vinculación con el medio, lo cual permitirá avanzar en el tránsito a Facultad. Consideramos que estos aspectos son fundamentales en la perspectiva de construir una Facultad de Comunicación e Imagen en la Universidad de Chile asentada en la equidad de género y el respeto a las diversidades cuya ética sea el respeto a los derechos humanos de todas las personas.

El ICEI ha mostrado en los últimos años un crecimiento importante en cuanto a la cantidad de estudiantes, funcionarias/os y académicas/os con que cuenta, muchos de estos últimos con grado de doctor o con un ejercicio profesional relevante. Hoy somos una comunidad diversa donde todos sus integrantes pueden desplegar sus potencialidades, en la medida que cuenten con los apoyos necesarios, para avanzar hacia la construcción de una Facultad de Comunicación e Imagen vigorosa y con incidencia a nivel nacional.

Por ello es importante contar con formas de trabajo más colaborativas tanto en lo referente a investigación/creación como en el modo de operar en los diversos espacios institucionales: consejo de instituto, comités académicos, consejos de escuela, entre otros. En este sentido cobran importancia los grupos de trabajo triestamentales que hoy discuten y buscan el modo de instituir nuevas formas de convivencia en el marco de una educación no sexista

Para propiciar una mejor relación entre estamentos  es necesario contar con espacios que permitan la interacción colectiva y aseguren una mejor  calidad de vida y trabajo para  académicos, estudiantes y funcionarios.

 

Loreto Rebolledo

mareboll@uchile.cl